Riesgo y efectos secundarios del blanqueamiento dental

Como en cualquier procedimiento médico, existen algunos riesgos asociados al blanqueamiento dental. Realmente, hay muy pocas posibilidades de que se den efectos secundarios graves y normalmente dependen de la dentadura de cada individuo. Por lo tanto, lo más recomendable es que discutas con tu dentista cuáles son en tu caso concreto, si es que existe alguno.

Es evidente que si realizamos este procedimiento en la consulta de nuestro dentista, el riesgo de la aparición de efectos secundarios es mínimo o inexistente. Por el contrario, debes ser consciente de que la compra de algunos productos en Internet sí que nos puede acarrear algunos problemas y pueden dañar nuestros dientes las encías o los labios, si no se ejecuta de una manera correcta y segura.

Efectos secundarios

Es más probable que sufras algunos efectos no deseados, pero estos efectos son en su mayoría temporales durante un periodo de tiempo corto después del procedimiento.

Riesgos blanqueamiento dental

Entre los efectos secundarios del blanqueo dental se incluyen la sensibilidad temporal de tu dentadura al contacto con el calor o el frío, cierto dolor de garganta, irritación o dolor en las encías y ciertos parches blancos en tus encías. Como ya hemos comentado, estos efectos desaparecerán al cabo de unos días, pero deberías contactar de nuevo con tu dentista si no lo hacen tras un tiempo prudencial. No es recomendable realizar este tratamiento si estás embarazada, ya que se desconocen los posibles efectos que puede tener en el desarrollo del feto.

En todo momento, es importante ser consciente y realista de los resultados de este tipo de procesos y del producto que se está empleando. Para aumentar la duración de los efectos del blanqueamiento de dientes, puedes seguir los siguientes consejos:

Cepillarse los dientes de dos a tres veces al día

Dejar de fumar

Reducir la cantidad de alimentos y/o bebidas que pueden manchar tus dientes

Hacerse chequeos regulares con el dentista

Efectos secundarios blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental no es una solución permanente. Al igual que tenías los dientes blancos en un principio y se fueron descoloriendo a lo largo de los años, este proceso volverá a producirse con mayor o menor rapidez dependiendo del cuidado que tengamos de nuestros dientes blancos. Si fumas o consumes una gran cantidad de alimentos y bebidas que manchan nuestra dentadura, como el café o el té, la blancura conseguida puede empezar a desvanecerse en apenas un mes. Si, por el contrario, cuidas tu boca, puedes conservar el blanco hasta tres años.

Otra opción puede ser recurrir a los productos o procedimientos de blanqueamiento dental que puedes poner en práctica en tu propia casa. Si utilizas estos productos de una manera regular y segura, puedes mantener tus dientes blancos por mucho más tiempo. Recuerda, sin embargo, utilizar productos que puedes encontrar en la farmacia y que se encuentren dentro de la legalidad y recomendaciones de los profesionales. Si utilizas un producto sin el aprobado de las organizaciones médicas, puedes llegar a dañar tus dientes y tu boca incluso con un solo uso.

Deja un comentario