Blanqueamiento dental láser

El blanqueamiento dental con láser es uno de los últimos avances para tener unos dientes blancos. Es una técnica, realizada normalmente en la consulta del dentista, que permite aportar diferentes beneficios al proceso tradicional. De hecho, para el blanqueamiento dental láser se utiliza en la mayoría de los casos una luz halógena o LED. Hace algunos años, sí que se hacía con lo que propiamente se conoce como láser, pero provoca una mayor sensibilidad en las encías, por lo que se acabó optando por este nuevo tipo de luz fría.

Hoy en día, una sonrisa radiante es un factor importante que contribuye en tu vida personal y profesional, así como en tu propia autoestima y confianza. Una de las cosas que más llama la atención de las celebridades son sus dientes blancos como perlas y una sonrisa atractiva. Tú también puedes tener una sonrisa así. Actualmente, un tratamiento blanqueador se ha popularizado y sus precios han ido bajando para poder adaptarse a todo tipo de bolsillos. Es evidente que puede ser un poco más caro si vamos a la consulta de un dentista, pero también podemos optar por kits caseros que pueden ser igual de eficaces.

El blanqueamiento dental con láser utiliza una luz LED

Si te decides por uno de esos productos que puedes comprar en la farmacia, puedes obtener igualmente un resultado espectacular, a una fracción del coste y con la comodidad y privacidad de poder hacerlo en tu propia casa.

Blanqueamiento Láser Profesional

Las personas que se deciden por tener sus dientes blanqueados profesionalmente son conscientes de su precio y del tiempo que requerirá. Antes de que empiece el proceso, tu dentista debe asegurase de que tu dentadura está totalmente sana. Si hay cualquier tipo de problema, deberá resolverte antes de empezar el procedimiento. Después, el profesional evaluará cómo están de manchados y descoloridos tus dientes para informarte exactamente de cuántas sesiones serán necesarias y el precio final.

El procedimiento convencional puede comenzar con una limpieza preliminar de los dientes y se tomarán las medidas para fabricar las bandejas personalizadas. Estabas bandejas sirven para colocar posteriormente el gel blanqueador y que quede repartido uniformemente. Las bandejas de la boca personalizadas son muy importantes para un proceso seguro y eficaz. Encajan perfectamente y no permiten que el gel entre en contacto con las encías. De este modo no se irritarán. El principal componente químico de este gel suele ser el peróxido de hidrógeno.

El blanqueamiento dental láser puede ser mucho más rápido y producir mejores resultados. La energía de la luz acelerar fácilmente todo el proceso. Las encías siempre estarán protegidas con una barrera y los dientes estarán expuestos unos 15 minutos. Esto dependerá del tipo de luz que el profesional utiliza y de los requerimientos de tu caso particular. La sesión se puede repetir varias veces hasta alcanzar el blanco que se quiera conseguir.

Productos caseros con láser

Los kits caseros que blanquean pueden proporcionar resultados de blanqueamiento de alta calidad de una manera más asequible. Un kit blanqueador contendrá un gel con peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, las bandejas para la boca y una pequeña luz azul para obtener unos mejores resultados.

Estos kits suelen ofrecer unos resultados similares a los que se consiguen en la consulta de tu dentista y las sensaciones suelen ser positivas. Estos productos están diseñados de tal forma que se permita un uso fácil y siempre llevan instrucciones claras y sencillas. Además, el uso de la luz azul puede optimizar el tratamiento, de manera que puedas obtener unos resultados espectaculares. Sigue siempre al pie de la letra las instrucciones, pues está en juego tu salud dental.

El blanqueamiento de tus dientes en casa es un procedimiento seguro y simple. La mayoría de personas tiene resultados visibles incluso desde el primer uso, pero puedes necesitar entre 5 a 10 días para aprovechar todo su potencial.

One Response

  1. Jose Luis

Deja un comentario