Manchas en los dientes: cómo olvidarse de ellas

Dientes sin brillo, amarillentos, manchas en los dientes… las causas pueden ser varias y complejas, pero actualmente son una de las principales causas de consulta en los dentistas. Ante la creciente demanda de estos tratamientos, la industria dental y los investigadores están en constante evolución para ofrecer soluciones más eficientes. La pérdida de la blancura: un verdadero impacto en la calidad de vida y las relaciones con los demás

Aunque la pérdida de la blancura no tenga un impacto en la salud dental, sí puede tener consecuencias  estéticas y afectar seriamente la calidad de vida. Se ha demostrado que la estética dental tiene un efecto directo sobre la salud en general. Las personas con manchas dentales tienden a tener menos confianza en ellas mismas.

Mucha gente con este problema evita sonreír. Pero la sonrisa es un lenguaje no verbal muy importante, que automáticamente dispara una reacción positiva por parte de los que la reciben, además de reducir el estrés.

Sonrisa Blanca

El origen de las manchas en los dientes

El color natural de los dientes varía de un individuo a otro, según el estado de esmalte, la parte exterior del diente, más blanca, y la dentina, parte interior, de un color amarillo.

La mayoría de las manchas dentales son debidas a agentes externos (vino, café, té, alquitrán, nicotina, …), también pueden producirse por el proceso de envejecimiento natural, que tiende a aumentar la proporción de la dentina y reducir el grosor del esmalte, lo que afecta directamente al color  de los dientes.

Productos y sistemas utilizados para el blanqueo

Para el blanqueamiento dental se utilizan principios activos basados en antioxidantes, y se recomienda realizarlo previa consulta con el dentista y bajo su supervisión.

Productos

Los productos utilizados para el blanqueamiento dental son el peróxido de hidrógeno y  el peróxido de carbamida (compuesto a su vez por 1/3 de peróxido de hidrógeno). Cuando mayor es la concentración de peróxido de hidrógeno , mayor será su efectividad 3, pero más precauciones de deberán tomar en su uso, por este motivo es importante acudir al dentista para este tipo de tratamientos.

Existen varios productos para blanquear los dientes:

 – Los de uso profesional.

– Los que se venden en las farmacias para uso doméstico.

Los productos para su uso en casa, por lo general consisten en moldes en forma de arco dental, en el que se añade un gel o espuma blanqueadora, que hay que aplicar durante un tiempo determinado. Seguramente te surgirán dudas como: ¿En qué casos puedo aplicarme un tratamiento blanqueador? ¿Bajo qué circunstancias hay que evitarlo? Puedes solventarlas echándole un vistazo a este post.

Los productos de blanqueamiento dental son eficaces en los dientes naturales, aunque no suelen dañar las coronas, carillas y empastes. Sin embargo, el blanqueamiento dental no se recomienda a menores de 18 años, después de que se haya realizado un tratamiento o cirugía bucodental, cuando existan problemas de encías o durante el embarazo y la lactancia.

También hay que tener en cuenta que realizar un blanqueamiento dental con demasiada frecuencia, puede debilitar el esmalte. Para más información, por favor consulte a su farmacéutico o dentista.

Deja un comentario