Blanqueamiento Dental casero: 5 remedios para blanquear dientes

A todo el mundo le gustaría tener unos dientes blancos y perfectos. No solo hará que tengas una sonrisa preciosa y radiante, si no que contribuyen a darte una personalidad magnética. Si estás leyendo estas líneas, quizá has estado pensando en hacer una visita a tu dentista para deshacerte finalmente de esas manchas amarillas. ¡Pero, espera! Puedes tener una sonrisa brillante y sin tener que gastarte euros y euros en kits para blanqueamiento dental u otras soluciones para blanquear dientes.

Desde aquí, te quiero proporcionar una serie de remedios fáciles que puedes conseguir en tu misma cocina y que te darán una sonrisa blanca, brillante y sin manchas. Prepara tu propio blanqueamiento dental casero.

Piel de plátano

El plátano es una fruta que contiene muchísimos nutrientes esenciales para tu cuerpo. Seguro que has escuchado más de una vez cuánto potasio puedes conseguir si te comes un solo plátano. Pero, ¿sabías que también podemos aprovechar su cáscara? La próxima vez que te comas un plátano y vayas a tirar su piel, aprovecha para frotártelas sobre tus dientes durante unos dos minutos. Después, espera quince minutos y cepilla tus dientes con una pasta dentífrica normal. Repite este proceso dos o tres veces a la semana. Tras un tiempo, te darás cuenta de una diferencia notable visible.

¿Cómo puede ayudarte la cáscara de plátano a blanquear dientes? La cáscara de plátano también contiene algunos minerales esenciales como el potasio, el magnesio y el manganeso, que penetra en los dientes y ayudan a blanquearlos.

La piel de plátano - Blanqueamiento dental

Fresas

Las fresas dulces, sobre todo las que tienen un color más vivo y brillante, pueden alegrar tu sonrisa. Todo lo que tienes que hacer es tomar de una a dos fresas, trituradas formando un pequeño puré, y aplicarlas en tus dientes durante dos o tres minutos. Puedes utilizar tu cepillo de dientes y aplicarlas con movimientos suaves y circulares. Después de este proceso, puedes enjuagarte la boca con agua o cepillarte los dientes con pasta normal.

Las fresas ayudan de dos maneras. Por un lado, son una rica fuente de una enzima natural conocida como ácido málico. Este ácido es uno de los componentes clave en muchas pastas de dientes blanqueadoras. Por el otro, la fibra de las fresas actúa como limpiador natural y ayuda a eliminar las bacterias de la boca y de los dientes.

Fresas - Blanqueamiento Dental

Cáscara y jugo de limón

Otro fruto que funciona como blanqueador de dientes de manera eficaz es el limón. La cáscara tiene un nivel alto de ácido, que funciona como un poderoso blanqueador. De hecho, tienes dos opciones a la hora de aprovechar este fruto. Puedes frotar la piel del limón sobre tus dientes o aplicar su jugo. Para ello, deberás mezclar la misma cantidad de jugo de limón con agua. Será esta mezcla la que utilizarás para cepillarte tus dientes. Sin embargo, debes de tener mucho cuidado, ya que el ácido del limón puede causar caries en tus dientes y destruir el esmalte mediante la degradación de su calcio. Por eso, no se recomienda utilizar más de dos veces por semana y descansar entre períodos de uso y no uso.

Otras frutas como la piña o las naranjas también pueden ayudarte a mantener los dientes limpios, pero no son tan eficaces porque no contienen tanto ácido como el limón.

Limón - Blanqueamiento Dental

Zanahorias crujientes

Puedes sentirte muy feliz la próxima vez que escuches el crujido de unas zanahorias en tu boca. ¿Por qué? Las zanahorias crudas son muy beneficiosas para eliminar la placa de los dientes y se conocen popularmente como limpiador natural. Las zanahorias, además, acaban con las bacterias de nuestra boca, manteniendo el equilibrio ácido-alcalino de esta. Así que cada vez que estés comiendo zanahorias estarás blanqueando tus dientes y ayudándote a conseguir unas encías más sanas.

La manzana y el apio también son importantes agentes blanqueadores. Estos alimentos son ricos en vitamina C, que previene la enfermedad de las encías y la gingivitis y matan a las bacterias que causan el mal olor.

Zanahorias crujientes - Blanqueamiento Dental

Bicarbonato sódico

Todos los expertos en salud dental coinciden en que uno de los blanqueadores de dientes más fuertes y seguros es el bicarbonato sódico. Es un neutralizador ácido excelente y ayuda a eliminar las manchas de los dientes, a la vez que protege el esmalte. Puedes mezclar un poco de sal con bicarbonato sódico y aplicarlo suavemente en los dientes. Déjalo reposar durante dos o tres minutos y enjuágate con agua después. Tendrás los dientes más blancos y más brillante instantáneamente.

Muchas pastas dentífricas disponibles normalmente en el mercado contienen bicarbonato sódico, pero si la tuya no lo tiene, puedes espolvorear un poco antes de cepillarte.

Para asegurar unos dientes y encías más sanos, puedes utilizar también productos enriquecidos en calcio, como leche o queso. Por el contrario, el té negro y el café pueden manchar los dientes, así que es mejor si agregas un poco de leche si te los tomas. Un consejo extra puede ser utilizar una pajita para beber determinados brebajes y evitar así el contacto con los dientes.

Estos remedios caseros son totalmente seguros e inofensivos, son baratos y pueden proporcionarte resultados sorprendentemente positivos.

Bicarbonato sodico - Blanqueamiento Dental

Deja un comentario