Blanquear tus dientes de manera natural – Lo bueno y lo malo

¿Qué es el blanqueamiento dental natural?

Este método para blanquear dientes implica el uso de productos naturales y sustancias que se pueden encontrar fácilmente en nuestro hogar. El término natural puede ser a veces ambiguo, pero, para este artículo, considera el blanqueamiento natural como remedios caseros. En otras palabras, son tratamientos que puedes hacer en tu casa con elementos corrientes.

Existen muchísimos remedios naturales para tener unos dientes más blancos. De hecho, ya hemos recogido algunos de los métodos más efectivos en otro artículo. Ahora queremos repasar algunas directrices y consejos para que no dañes tus dientes con estos remedios. Antes de nada, cualquier persona que esté pensando en intentar cualquiera de los sistemas propuestos o que haya podido encontrar por la red debería conocer algunos puntos cruciales.

Blanqueamiento Dental natural

Lo natural no es siempre lo más seguro

A pesar de lo que pueda parecer, un blanqueamiento casero o natural no siempre es más seguro o más sano para tu dentadura que cualquier producto comercial. Recuerda que esos productos deben pasar pruebas de seguridad muy estrictas antes de poder entrar en circulación. Además, muchos de esos tratamientos naturales pueden funcionar a corto plazo, pero dañar tus dientes a la larga. Ten en cuenta que unos dientes más blancos no significan necesariamente unos dientes más sanos. Si tienes dudas sobre algún método natural, consulta antes a un especialista.

Una buena higiene dental

Todos sabemos que el blanqueamiento dental no es un sustituto de la higiene dental. Aunque procedas a blanquearte los dientes, ese blanco no durará a menos que sigas las instrucciones adecuadas en cuanto a higiene y mantenimiento que pueda darte tu dentista. Esto importante tanto por la apariencia como por la salud de tu boca. Recuerda que aunque quieras tener una sonrisa blanca y radiante para esa gran cita o reunión, siempre debes pensar en la salud a largo plazo.

Los tratamientos naturales son efectivos

De hecho, estos remedios caseros pueden ser casi tan efectivos como los productos comerciales, igual de seguros y, definitivamente, más baratos. Siempre que evites tratamientos que no sean potencialmente seguros, es una buena opción para cualquiera que quiera evitar esos productos comerciales por la razón que sea. Con un poco de búsqueda e investigación, todo el mundo debería ser capaz de encontrar ese remedio natural que le funciona.

Remedios caseros para unos dientes blancos – El bueno, el malo y el feo

Bicarbonato de sodio: Por sí solo, el bicarbonato de sodio es seguro para nuestros dientes, reduce los ácidos nocivos y mata las bacterias que causan la placa. Puedes proceder a cepillarte los dientes de manera normal con bicarbonato de sodio y también es seguro y efectivo si lo combinas con sal.

Peróxido: Las gárgaras con peróxido de hidrógeno tras el cepillado, realizando un enjuague, es un buen tratamiento blanqueador. Sin embargo, a menudo, los brebajes que podemos encontrar no tienen la suficiente concentración en peróxido para que sean realmente efectivos.

Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno: La combinación de los dos métodos anteriores es una excelente solución para blanquear dientes de manera natural. Para ello, mezclaremos ambos componentes a partes iguales hasta crear una pasta y procederemos a cepillarnos los dientes con ella. Después de este proceso, enjuágate y procede a cepillarte los dientes como lo harías normalmente.

Limón y otros tratamientos ácidos: Hay que tener mucho cuidado con este tratamiento. Tanto jugo de limón como su piel pueden ayudarte a tener unos dientes más blancos, pero también pueden reducir el calcio de tu esmalte dental, dejándolo vulnerable a las caries. Lo mismo ocurre con el hidróxido de potasio y otros tratamientos ácidos.

Hemos repasado solo algunos de los remedios naturales más populares que podemos encontrar. Recuerda siempre informarte bien antes de utilizar cualquier producto, aunque sea natural. Algunos tratamientos son buenos, otros malos y algunos pueden ser peligrosos. Antes de considerar cualquier método, investiga un poco para mantener siempre la salud de tus dientes.

Deja un comentario