Anatomía de los Dientes

Los dientes son un grupo de órganos duros que se encuentran en la cavidad oral y que utilizamos para masticar alimentos en trozos pequeños. También proporcionan forma a la boca y la cara y son componentes importantes en la producción del habla.

El desarrollo dental

Los bebés nacen sin dientes, pero crecen de forma conjunta hasta completar veinte dientes temporales (ocho incisivos, cuatro caninos y ocho molares) entre las edades de seis meses y tres años. Los dientes de leche llenan las diminutas mandíbulas del niño y le permiten masticar los alimentos, mientras que los dientes permanentes más grandes y más fuertes, se desarrollan dentro de los huesos de la mandíbula y el maxilar. A los seis años de edad los dientes primeros se desprenden lentamente uno cada vez y son sustituidos por los dientes adultos permanentes.

para que sirven los dientes en el cuerpo humano

Cuando un diente adulto entra en erupción, desencadena sus raíces encima del diente primero y las atrofia. Esto hace que el diente de leche se afloje y finalmente se caiga. El nuevo diente permanente empuja lentamente a través de las encías para reemplazar el diente de leche. Finalmente, salen un total de treinta y dos dientes de forma permanente. Los dientes permanentes están dispuestos tanto en el maxilar superior e inferior de la línea media de la boca de la siguiente manera: incisivo central, incisivo lateral, canino, primer premolar (bicúspide), segundo premolar, primer molar, segundo molar y tercer molar.

Los primeros veintiocho dientes permanentes han erupcionado completamente entre los once y los trece años, mientras que los terceros molares, conocidos como muelas del juicio, la erupción que se realiza en la parte posterior de la mandíbula, se efectúa varios años más tarde en la edad adulta temprana.

A veces las muelas del juicio se convierten en un foco de dolor cuando crecen al quedar encajadas en una posición anormal en las mandíbulas y dejan de entrar en erupción. En algunos casos no hay suficiente espacio en la mandíbula para dar cabida a un tercer grupo de molares. En ambos casos, las muelas del juicio se extirpan quirúrgicamente, ya que no son necesarias para masticar adecuadamente los alimentos.

Funciones principales de los dientes

La masticación, o acto de mascar, es la función principal de los dientes. Los dientes están alineados en las mandíbulas de manera que los picos de un diente se alinean con los valles de su contraparte en la otra mordaza. Cada mordedura de los alimentos en la interfaz de los dientes los corta, mientras que el movimiento lateral de la mandíbula se utiliza para moler alimentos en los premolares y molares.

Problemas habituales

La caries dental es el problema de salud más importante relacionado con los dientes. El esmalte que cubre la corona en cada diente puede ser degradado por los ácidos producidos por las bacterias que viven en la boca y ayudan en la digestión de los pequeños trozos de comida. Este proceso de erosión del esmalte por los ácidos se llama descomposición. Para prevenir la caries, es necesaria una buena higiene oral, que consiste en el cepillado y el hilo dental todos los días, aunque no basta. En ocasiones, es más importante lo que comemos, que quitar los restos de lo que comemos.

Cuando la caries aparece, los agujeros que se desarrollan en el esmalte, queda afectada la dentina, la sustancia ebúrnea conocida como marfil, un tejido intermedio, más blando que el esmalte.

Es el segundo tejido más duro del cuerpo, y conforma el mayor volumen del órgano dental. Estas cavidades requieren intervención médica para evitar su crecimiento, y por lo general consiste en la eliminación del tejido afectado y el relleno de la cavidad con un material duro para restaurar la fuerza y la función del diente.

Deja un comentario