Blanqueamiento dental: Información básica

Conforme te haces mayor, los dientes naturalmente se oscurecen. Incluso si bebes mucho té, café, vino tinto u otros alimentos o bebidas con colorantes potentes, los dientes pueden decolorarse antes durante tu vida. Otra de las causas más comunes de la decoloración es fumar, que produce que tus dientes sean amarillos. Las caries, los empastes y el sarro también contribuyen a su decoloración.

Blanqueamiento Dental

Actualmente, existen muchos productos que blanquean nuestros dientes y puede ayudar a aclararlos y recuperar ese blanco que tenían antes. Generalmente, estos productos contienen peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Cuando estos agentes químicos se descomponen, el oxígeno entra en la dura superficie externa, o esmalte, de los dientes y los blanquea. La duración de los efectos del blanqueamiento serán diferentes para cada individuo y puede variar de apenas unos meses a tres años.

Existen varias opciones para blanquear tus dientes. Por un lado, tenemos la compra de kits de blanqueamiento dental para utilizar en tu propia casa. Por el otro, puedes ir al dentista si buscas un blanqueamiento más profesional. Siempre es recomendable asistir al dentista en primer lugar para hacer una revisión dental antes de realizar cualquier tipo de proceso en tus dientes. Además, debes tener en cuenta que el blanqueo no funcionará si tienes una dentadura postiza, carillas, coronas o rellenos, pero tu dentista sí que puede reemplazarlos si están descoloridos por unos más nuevos.

También debes asegurarte de que tus encías gozan de una buena salud. Si has sido sometido a un tratamiento de conductos raticulares en cualquiera de tus dientes, es posible que sufras decoloración. Para aliviar este proceso, es posible aplicar el blanqueamiento en el interior del diente. En el caso de que tengas algún tipo de enfermedad en tus dientes, siempre deberás ser tratada antes de someterte a cualquier tratamiento de blanqueamiento. Incluso existen casos en los que el blanqueamiento no es recomendable. Por ejemplo, este proceso no suele ser recomendado para embarazadas o mujeres lactantes. Si eres menor de 18 años, es ilegal ser tratado con un producto que contenga más de un 0,1% de peróxido de hidrógeno.

Cómo blanquear los dientes: ¿cuáles son las alternativas?

Seguro que habrás escuchado los siguientes consejos muchas veces, pero realmente son las pequeñas acciones las que te pueden dar una boca sana, limpia y unos dientes blancos. Sigue estos pequeños trucos que te ayudarán a mejorar la apariencia de tus dientes:

–          Cepillado regular con una pasta dental con fluor

–          Dejar de fumar

–          Reducir alimentos y bebidas que pueden manchar los dientes, tales como té, café o vino tinto

–        Visitar a tu dentista de manera regular y hacerte una limpieza profesional para eliminar el sarro acumulado

Actualmente, los expertos aún están revisando la efectividad de los dentífricos que aclaman tener cierto poder blanqueador.

Las cosas que debes saber para unos dientes blancos

10 cosas que debes saber sobre el blanqueamiento dental

Ahora, vamos a intentar resumir en estos diez puntos todo lo que hay que saber sobre como blanquear los dientes y olvidarte de unos dientes amarillos. Sigue estos diez puntos y pronto podrás gozar de una sonrisa blanca y radiante. Si necesitas más información, hemos creado diferentes páginas y artículos para intentar responder a todas las dudas que puedan surgir en relación a este proceso. Esperamos serte de utilidad.

  1. Existe un método adecuado y efectivo para cada persona

¿Estás preocupado por tener unos dientes manchados o descoloridos cada vez que sonríes? Tenemos buenas noticias. No importa el presupuesto que tengas o el poco tiempo del que dispongas, siempre vas a ser capaz de encontrar una opción para blanquear tus dientes: desde tiras en kits más asequibles hasta un tratamiento más profesional. Desde aquí, ya te damos algunas ideas que te pueden ayudar.

  1. Es un proceso que vale la pena

Cuando tienes la certeza de tener unos dientes blancos y bonitos y los dejas ver con tu sonrisa, seguro que te sentirás más seguro de ti mismo y con más confianza. Además, mejorará tu aspecto global y te hará parecer más joven. En un estudio del año 1998 por parte de la Academia de la Odontología Cosmética Americana, se demostró que el 85% de las personas creen que la sonrisa es parte esencial en el atractivo del individuo. Asegúrate de tener un punto a tu favor.

  1. Es totalmente seguro

Los métodos comunes, a base de peróxido de hidrógeno, no dañan los dientes. Es cierto que algunas personas pueden experimentar ciertos efectos secundarios por un tiempo, como dientes sensibles o irritación de las encías. De hecho, la irritación no es consecuencia del compuesto, sino que es causada por la bandeja utilizada para ello. Así pues, el blanqueamiento es totalmente seguro y lo aprueban todas las asociaciones dentales nacionales e internacionales.

  1. Puedes minimizar los efectos secundarios

Como ya hemos visto, algunas personas sí que experimentan efectos negativos menores. Si estás siguiendo un proceso de varios días y empiezas a notar molestias, es mejor que dejes reposar tu boca antes de continuar. Si la sensibilidad persiste, prueba a cambiar de pasta de dientes a una especializada en dientes sensibles. Estas contienen ingredientes que ayudan a calmar las terminaciones nerviosas de los dientes.

Además, si el tratamiento utiliza bandejas, utilizado durante periodos de tiempo más cortos. Al final, el resultado será el mismo.

  1. Puedes obtener unos resultados de calidad en tu casa

Quizá te puede sorprender, pero tanto si vas a la consulta de tu dentista como si optar por un producto aplicable en tu casa, puedes conseguir grandes resultados. Entonces, ¿por qué la gente se gasta más dinero en un proceso más profesional? Por un lado, está la desconfianza hacia estos productos. Por el otro, tenemos que los resultados son mucho más rápidos con nuestro dentista. Los kits para el hogar suelen tardar unas dos semanas en obtener los mismos resultados que se tendrían con una o dos visitas al médico.

Descubre cómo tener unos dientes más blancos

  1. No dura para siempre

Generalmente, sus efectos durarán entre seis meses y un año. Por supuesto, esto dependerá de cada persona y del método utilizado. Por ejemplo, si pasas por la consulta de un profesional, su efecto durará más. Sin embargo, si tienes el kit con las bandejas en tu casa, solo tienes que comprar el gel para poder realizarlo a los pocos meses.

  1. Las pastas de dientes blanqueadoras pueden engañar

Esas pastas de dientes blanqueadoras no tienen el ingrediente activo clave para que puedan tener ese nombre: el peróxido de hidrógeno. En su lugar, utilizan componentes abrasivos suaves y agentes de pulido para limpiar los dientes y ayudar a eliminar las manchas más superficiales. Además, pueden provocar una sonrisa más brillante, pero en ningún caso podrán blanquear tus dientes.

  1. Ten cuidado con los alimentos que manchan

Normalmente, consumimos alimentos y bebidas que nos pueden manchar nuestra dentadura: el café, el té, refrescos, las cerezas, etc. Lo ideal sería intentar evitar estos productos, pero en muchos casos es algo casi imposible. Así pues, trata de cepillarte los dientes tan pronto como acabes.

  1. Cepillarte los dientes con fuerza y más a menudo no te los hará más blancos

En realidad, puede producir el efecto contrario. Si te cepillas demasiado fuerte o con un cepillo con las cerdas muy duras, puedes quitar el esmalte de los dientes con el tiempo. Cuanto más fino sea el esmalte, más se verá la segunda capa, que es la dentina, de un color amarillento o marrón. Es evidente que ese color no es el que queremos mostrar cuando sonreímos. Por tanto, cepilla de manera suave y con un cepillo de cerdas suaves.

  1. Ten cuidado con los blanqueadores caseros o naturales

Hay mucha desinformación acerca del blanqueamiento dental. Por ejemplo, circulan ciertos métodos caseros para blanquear los dientes con limón. Es cierto que puede hacer tus dientes más blancos, pero debes utilizar con precaución este método, pues también puede corroer el calcio de tus dientes, debilitarlos y hacerlos más propensos a las caries. No te fíes de todos los remedios caseros que encuentres.

Si sigues leyendo en esta página web, intentaremos ofrecerte toda la información real y veraz que existe alrededor de este proceso. Descubre todo lo que hay que saber para tener unos dientes blancos.

Más información para tener unos dientes blancos…

3 Comments

  1. Antonio
  2. Sara
  3. Claudia

Deja un comentario